Libro

Libro
Ahimsa es vida

martes, 26 de abril de 2016

UN VELERO LLAMADO LIBERTAD...



Qué mejor imagen que un velero en medio del mar donde se dibuja la silueta del horizonte, la unión  del cielo y la tierra. La calma del mar, el brillo del sol en el agua, el aroma del aire marino y tú contigo mismo. Un velero llamado libertad pondrá rumbo hacia nuestro camino... si sabemos en qué dirección  deseamos ir.

Una vez emprendido el viaje... seamos conscientes de que nuestra odisea será de crecimiento y sabiduría, no podemos permitir que sea de naufragio y deriva. Tal vez tengamos que echar amarras, deshacernos de pesos muertos o exceso de equipajes que no sirven para nada, excepto para frenar la velocidad del velero, si logramos ir a un buen ritmo nuestro viaje será fructífero y placentero.

Cada ser humano tiene sus necesidades, obligaciones y responsabilidades y muchas veces comprendemos mal el concepto de Libertad. Entendemos con nuestro mental - ego - que la Libertad tiene connotaciones de libertinaje, de dejar a un lado toda nuestra vida y la de los demás,  de hacer lo que queremos sin importarnos la vida de otras personas... pero eso no significa Libertad.  Hay muchas clases de Libertad y su denominador común es sinceridad, independencia, determinación, voluntad, valentía, fuerza... Libertad es actuar de forma consecuente y con responsabilidad en nuestras vidas.

Muchas veces en nuestra existencia estamos en un equilibrio inestable, basta un movimiento brusco para que nos caigamos. En una sola persona existen varios personajes, guerreros, filósofos, médicos, artistas, destructores, detractores, ascetas, religiosos... y todos nosotros, según una situación u otra, nos comportamos de una forma diferente, somos veletas al viento. Estas situaciones nos desequilibran una y otra vez, nos sentimos frustrados, susceptibles, débiles, perdidos hasta que volvemos a equilibrarnos. La Libertad nos ayuda a centrarnos y a luchar por nuestros sueños y destino y esto nos afianza más y más en nuestra confianza y a tener el control de nuestras vidas.

Perder el rumbo de nuestra vida, perder la consciencia de quienes somos es abrumador y siempre nos trae problemas. Somos creadores de nuestras consecuencias, por ejemplo, el músico crea música, el escritor escribe, el filósofo piensa... La Libertad que nos permite descubrir nuestro YO es la verdadera Libertad y es la que nos permite ir delante de nuestra sombra  gris para elegir y decidir libremente quien quiero ser y descubrir mi vida. La Libertad nos permite ser seres enteros, por dentro y por fuera, cuando somos seres íntegros es cuando NO permitimos que nadie nos haga cambiar de rumbo si nosotros no lo aceptamos, hacer las cosas bien es rectificar lo que hemos hecho menos bien.

Libertad es mi derecho a VIVIR y nadie puede arrebatármelo, ya que solo existe en mi interior, como decía Platón, "me puedes matar pero no herir".

Que el VELERO DE LA LIBERTAD nos lleve hacia donde debamos ir y que nuestro periplo sea de aventuras, de conocimiento y de sabiduría, de aprendizaje y de perdón.



domingo, 24 de abril de 2016

CARTA DIRIGIDA A LA HUMANIDAD

Querido Ser Humano,

Me dirijo a ti para decirte que la felicidad está en la certitud, en la verdad, si sabes que eres un Ser Humano debes estar seguro de que nuestro trabajo en la tierra es importante y primordial, es la base donde se apoyarán las próximas generaciones. Sabemos que el mar y el viento borran las huellas que dejamos en la arena de la playa, pero hay otro tipo de huellas que no se borran jamás y esas son las palabras, las ideas, la verdad, la justicia, la dignidad, la paz, la lucha y la fuerza de millones de personas que se levantan y avanzan para conseguir un cambio mejor en el mundo.

¿Quién me ha robado mi dignidad, mi hogar, mi familia, mi destino, mi respeto, mi derecho a vivir en paz,  a ser mujer y madre, a ser hombre y padre... a ser quien quiero ser?

Desde hace mucho tiempo, solo hay noticias desagradables, mortíferas, desastres, guerras, matanzas, miseria, corrupción... raptos, violaciones, desapariciones, encarcelamientos injustos -el derecho a defender mis convicciones se paga con la cárcel- ... Sentimos miedo y rabia, sentimos frustración de ver que las personas que tienen el poder para ayudar, para hacer algo y arreglar las situaciones no hacen nada, su orgullo, sus ansías de poder,  su arrogancia y  su despiadada forma de ser les impide ver con claridad cual es su trabajo, su responsabilidad, son tan egoístas que solo les preocupa SU estatus, SU bienestar y sobre todo les preocupa perder SU poderío. Nos sentimos afligidos, confusos, tristes y enfadados... no sabemos cómo podemos ayudar a los demás ni a nosotros mismos, no sabemos qué podemos hacer ante ese poder que nos mantiene encadenados.

Además del sufrimiento y angustia de los seres humanos nos encontramos con el asfixiante dolor de nuestra Tierra, del Planeta, que grita su desesperación y nos lo hace sentir a través de catástrofes naturales... nos está alertando de las consecuencias que se avecinan y nosotros seguimos haciendo oídos sordos a su desesperación y súplica. Seamos humildes ante la fuerza de la Naturaleza, su PODER es infinito y nosotros nos creemos más inteligentes que ella y eso es un craso error, con un solo soplo nos puede barrer a todos.

Esta carta, es una carta de esperanza para que cada uno de nosotros reflexionemos, recapacitemos de nuestros actos, de nuestro comportamiento, que dejemos de vivir de cualquier forma llevando una vida banal; VIVAMOS bajo las normas de nuestro corazón, corazón que busca la paz, la serenidad, la alegría, la justicia, la libertad. Debemos olvidarnos de la venganza y de la culpabilidad.

La Esperanza siempre nos da las fuerzas para levantarnos y seguir caminando, de ésta forma encontraremos a las personas anónimas que nos ayudarán en nuestra vida, personas afables, amables que no esperan ni piden nada a cambio, solo dan su esperanza y comparten su solidaridad para que todos nosotros, en un momento dado, también ayudemos a los demás y, poco a poco, ir transformando nuestra vida y la de los demás.

Cambiemos el odio por amor, la violencia por la paz, la miseria por la abundancia, la enfermedad por la salud, la muerte por la vida...el caos por la victoria...

Esta carta va dirigida a ti que eres fuerte y libre,
a ti que te condenan por tus ideas,
a ti que te secuestran y te matan,
a ti que sufres las consecuencias del dolor de la tierra,
a ti que has abandonado tu país, familia, trabajo,
a ti que matas por matar, por odio y por dolor,
a ti que gobiernas y no cumples con tu responsabilidad,
a ti poderoso que tienes esclavizado a las mujeres,
a ti y a todos nosotros que luchamos para que la Humanidad y la Tierra sigan viviendo y proporcionándonos tanto amor y belleza.

Levantemos nuestra voz en un canto de alegría, de paz, de justicia y de libertad para poder vivir la aventura de ser un Ser Humano digno.

¡AHIMSA ES VIDA!

martes, 19 de abril de 2016

¡CREER EN TU DESTINO ES CREER EN TI!

¡Qué grandes palabras!, cuántos significados encierran, cuántos sueños creados y por crear... cuántas ilusiones... y cuántas desilusiones y sueños no cumplidos...

Einstein dijo: "lo esencial de un hombre es qué piensa y cómo piensa, y no lo que haga o sufra..." Esta frase es muy rica y muy profunda. Hay mucho que reflexionar y pensar para sacar conclusiones y llevarlas a nuestro campo de vivencias y experiencias.

... "DESTINO"... muchas personas tienen miedo, pánico a esta maravillosa y desafiante palabra, a lo que significa, a lo que conlleva, a la responsabilidad que nos exige, porque nuestro destino lo creamos nosotros, somos responsables de él, nos guste o no nos guste, lo aceptemos o no. Es cierto que hay millones de personas que su destino están y han estado en manos de individuos que juegan y han jugado con sus vidas como si fueran marionetas, sin tener la más mínima compasión y enfrentándolos a unas muertes o sufrimientos terribles, pero estas personas que han sufrido y sufren tanto, luchan por su vida y por su Destino. Otras personas esperan... con resignación y sin luchar - lo que tiene que ser será -; otras, piensan que es mejor no moverse de su espacio, de su confort así al menos no sufren, se conforman con lo que la vida les depara, da igual lo que sea... el hecho es no sentir, aunque ellas crean que su vida es perfecta... las apariencias ganan en ese momento, pero las apariencias son engañosas. Y hay otro tipo de personas que luchan incondicionalmente porque creen en ellos mismos y creen en la Humanidad.

La HUMANIDAD forma un abanico de millones de circunstancias, de vivencias, de pensamientos diferentes, de culturas, de creencias... pero no olvidemos que es un  solo abanico, es una sola HUMANIDAD compuesta por millones de seres humanos unidos bajo un denominados común, "la lucha de cada uno de nosotros para avanzar en la vida con dignidad y respeto", por lo tanto tenemos la obligación y responsabilidad de luchar por nuestros sueños y edificar nuestro DESTINO con confianza y serenidad.

¿Cómo podemos CREER EN EL DESTINO?, ¿has mirado a tu alrededor, te has fijado bien en todos los dramas que hay en el mundo? unos, naturales, terremotos, tsunamis; otros, guerras, corrupción, matanzas, crisis económicas, crisis climática... etc, no vamos a enumerarlos ya que todos somos conscientes de ellos.

Sí, soy consciente de todos los dramas en el mundo y pido un esfuerzo mayúsculo, un esfuerzo intelectual y moral a todos nosotros. Todas las cosas maravillosas que hay en el mundo que nos hacen vivir más cómodamente que años atrás, debido a descubrimientos, avances científicos, avances en la medicina,  en el medio ambiente u obras sociales y civiles etc, también sirven y han servido para  ayudar a millones de vidas, en diferentes circunstancias y situaciones. Esas personas que han creado sus proyectos o han ayudado a crearlos, han confiado en ellos mismos y han luchado con gran esfuerzo para realizarlos y al final, su recompensa es tan grande que saben que "ha valido la pena luchar con tanto ahínco para lograr que sus proyectos vean la luz y ayudar a otras personas".

Creer en nuestro Destino es creer en nosotros mismos y es liberador, esto significa que soltamos las amarras de nuestra ignorancia, que rompemos con nuestras ideas preconcebidas, preestablecidas por la sociedad, familia, religión. Creer en nuestro destino nos da fuerza para ser libres en lugar de vivir de cualquier forma, dispersos en una multitud de pensamientos que no tienen ningún interés y son agotadores. Si tenemos confianza en nosotros mismos iremos hacia nuestro Destino y no hacia ninguna parte. 

Todo depende de nosotros, de nuestra determinación, incluso en las situaciones desesperadas debemos tener esperanza y  confianza, todo en la vida es transitorio, es un aprendizaje con pruebas, unas más fáciles y otras muy duras. En esos momentos de desesperación es cuando más hay que creer en nosotros mismos como creadores de nuestro destino y siempre habrá gente a nuestro alrededor que nos ayudará a conseguirlo. Hay que hacer la experiencia y dejar de preguntarse si es verdad o no.

Creer significa sentir, sentir esa fuerza interior que nos impulsa a hacer lo que realmente tenemos que hacer, a hacer lo correcto, a luchar, a levantarnos cuando nos caemos y seguir nuestro camino. La vida es avanzar, las personas que piensan que aceptando las situaciones sin más, que se resignan a las situaciones desagradables, que no se atreven a cruzar la niebla para ver el sol, esas personas no viven, sobreviven y  como recompensa tienen el tedio, la soledad, el aislamiento, la nostalgia... viven sin sentir ni compartir amor y esto es muy triste.

Tenemos que liberar nuestro corazón de penas y preocupaciones, abandonar fijaciones, abandonar apegos y materialismo, liberarnos de todas las imposiciones que nos ha impuesto la sociedad y sobretodo liberarnos de nosotros mismos. Si logramos liberarnos de nosotros mismos, seremos capaces de sentirnos libres para crear nuestro sueño y CREER EN NUESTRO DESTINO. Veremos las situaciones bajo un prisma diferente y nos liberaremos de esas cadenas que nos mantienen prisioneros en el pozo de la ignorancia y del sufrimiento.

Para CREER EN NUESTRO DESTINO es necesario el coraje, la fuerza, la voluntad, el esfuerzo, amarse y respetarse así mismo. No se puede crear nada duradero sin amor y no podemos dar o sentir amor si no lo poseemos en nuestro interior. El amor es como el Aire que todos necesitamos para vivir, es libre y no tiene fronteras, quien no respira muere, quien no siente amor no vive, quien no crea en su destino vivirá en su sombra gris.

CREE EN TU DESTINO, lucha, esfuérzate, ten confianza y avanza. Todo lo que nos propongamos se puede hacer realidad. Tu destino te espera.



lunes, 11 de abril de 2016

ABRIR NUESTRA CAJA DE PANDORA...

Cuando abrimos nuestra Caja de Pandora, consciente o inconscientemente, no tenemos ni idea de su contenido pese a que todo lo que contiene nos pertenece; la gran mayoría de las veces no son buenos recuerdos, sus cicatrices nos lo recuerdan, siguen supurando en nuestro interior y nos hacen daño por mucho que las queramos esconder. La decisión de abrir nuestra Caja de Pandora necesita valentía, prudencia, sabiduría y tener el perdón como escudo, para poder perdonarnos y poder perdonar ya que si no  lo hacemos podemos tener graves problemas nosotros y graves consecuencias con los demás. Es esencial abrirla y ser valientes para enfrentarnos con su contenido y así evitar más relaciones nucleares devastadoras en nuestras vidas, en nuestro entorno, con los demás...

Todas nuestras experiencias nos pertenecen ya que nosotros mismos hemos sido sus creadores, hemos tomados decisiones o no las hemos tomado, a veces pensamos que si no tomamos decisiones y nos mantenemos al margen o bien esperamos que otras personas hagan nuestro trabajo y se mojen por nosotros, estaremos a salvo y protegidos, pero ahí nos equivocamos, todos somos responsables de nuestras vidas. De nuestras experiencias sacamos nuestras vivencias, personalidad y éstas tienen un impacto sobre los demás, es decir, si nuestras experiencias son de luchar, de sentirnos vencedores en lugar de víctimas, de esforzarnos  cada día por una vida mejor -no solo en el plano material sino espiritual también-, la gente que nos rodea se sentirá mejor y más feliz, serena y a gusto; en cambio, si somos apáticos, si somos vagos, holgazanes y no queremos esforzarnos por luchar, por mejorar nuestra existencia, seremos víctimas en nuestra vida y de las experiencias y éstas serán el resultado de nuestra apatía y de nuestra holgazanería, por lo tanto nuestra vida  será de desidia, de dejadez, de abandono, de soledad, nada nos importará, sobreviviremos en un mundo gris.

Nuestra Caja de Pandora guarda todos nuestros secretos y experiencias así como nuestras armas empleadas a lo largo de nuestra vida, flechas, balas, palabras lanzadas que no podemos retener, unas han causado daños leves y otras daños muy graves. Nadie puede liberarnos de nosotros mismos, excepto nosotros mismos;  con esfuerzo,  disciplina, voluntad y consagrando tiempo y energía a nuestra vida, las experiencias y los recuerdos  serán menos dolorosos, más gratificantes y no mortíferos.

Nuestra Caja de Pandora nos hace esclavos de nosotros mismos y esa opresión, esa agresión la volcamos hacia nosotros mismos y hacia los demás y esto no se puede tolerar ni admitir, ya que el daño que nos causamos y que causamos es infinito. Cada uno de nosotros debemos construirnos según nuestras propias fuerzas interiores que debemos desarrollar de acuerdo con nuestros objetivos y deseos.

La progresión hacia nuestro objetivo nos hace ser sabios lo que significa que cada lección de la vida la vamos aprendiendo y comprendiendo y vamos sacando conclusiones positivas que nos permiten avanzar en nuestro camino.

Nuestras experiencias, nuestras vivencias, nuestras situaciones nos llevan a comparaciones, competiciones y conflictos, todos vemos nuestro mundo, nuestra vida de forma diferente ya que la miramos con gafas de diferentes colores y vemos según nos conviene. Muchas veces echamos la culpa a los demás porque no queremos ver ni ser responsables de nuestro comportamiento ya que esto implica que nuestro podio se rompe y nuestra caída es estrepitosa rompiéndonos también en mil pedazos.

Tenemos que llenar nuestra vida de amor, de compasión, de amistad verdadera, de serenidad y armonía y eliminar todos los sentimientos negativos que solo nos corroen por dentro, como decía Gandhi: "el odio es como el ácido que corroe el recipiente que lo contiene".

A veces creemos que la violencia es un arma más directa y radical y la utilizamos para terminar más rápido con el problema..., pero la verdad es que la violencia siempre tiene resultados temporales dejando a su paso ruinas, devastación, dolor, venganza, cicatrices que no se cerrarán jamás y que nunca dejaran de supurar. En cambio la paz es duradera y deja a su paso serenidad, alegría, justicia, desarrollo y progreso... A la paz se llega con diálogos y compromisos serios y reales para ello, hay que conocer los conflictos, sus causas, mirarlos de frente para poder encontrar soluciones factibles, pacificas y favorables para todos.

En estos momentos de la Historia de la Humanidad, la Caja de Pandora está llena de conflictos internos y externos,  de pobreza, de miseria, de crisis climática y no queremos darnos cuenta de su gran alcance y graves consecuencias para el planeta y la humanidad, falta de agua y de alimentos que provocan y provocarán mayores éxodos aún; graves problemas de relaciones humanas, de religiones, de injusticias, de esclavitud, de racismo, de corrupción, de drogas, de desempleo, de guerras, de no respetar los derechos humanos, de desigualdad de la mujer, de esclavitud de los niños... etc.

Nos estamos acostumbrados a todas estas terribles situaciones y pensamos que están lejos de nosotros pero todo está a la vuelta de la esquina. No podemos salvar al mundo, pero sí podemos cambiar nuestro entorno personal y poco a poco, con La ESPERANZA iremos creando un mandala de paz y serenidad que se extenderá por todo el planeta y la humanidad.



jueves, 7 de abril de 2016

MI NACIONALIDAD ES... "HUMANA"


¿Cual es tu nacionalidad?.... yo soy HUMANA.

Muchos de nosotros nos preguntamos: ¿cual es mi destino?, ¿hacia dónde voy?, ¿cómo debo actuar?, para obtener respuestas h
ay que querer abrir las puertas del alma, adentrarnos en nuestras profundidades y saber cuales son nuestros sueños, deseos y anhelos..., tenemos que ser los constructores de nuestros puentes, los constructores de nuestras soluciones, los constructores de nuestra vida.

Delante de una situación espinosa muchas veces elegimos bien pero las formas no son las adecuadas, no podemos intimidar a los demás debido a nuestro enfado, no podemos crear venganza como tampoco podemos retener las flechas que hemos lanzado o las palabras dichas, intentamos borrar el mal que hemos causado pero las cicatrices que hemos producido y las nuestras quedan como muestras. Nuestras cicatrices suelen ser la culpabilidad, el resentimiento, la frustración... cuando hacemos daño a otra persona también nos lo hacemos a nosotros mismos, y aunque esas heridas cicatricen su huella es un recordatorio para siempre.

En cambio si tenemos un comportamiento respetuoso y correcto no tenemos necesidad de excusarnos, somos consecuentes y coherentes con lo que hacemos y decimos, aunque efectivamente nos podemos equivocar pero al estar en la acción de crear puentes esa equivocación nos conducirá a buscar soluciones.

La sociedad actual es una sociedad materialista, de competición, individualista, solitaria aunque estemos conectados todos a través de las redes sociales y tengamos miles de "amigos", nos sentimos solos. Muchas veces nos olvidamos de que nuestra nacionalidad es "HUMANA" porque todos formamos parte integrante de esa gran cadena que es la HUMANIDAD,  cuando un eslabón se rompe la cadena entera sufre.

Los conocimientos librescos nos proporcionan un conocimiento limitado, un conocimiento que logramos entender gracias a nuestra razón o mental aunque muchas veces nos lleva a tener malentendidos. El conocimiento no es lo mismo que la Sabiduría, la Sabiduría proviene de lo  más íntimo de nuestras células, la búsqueda de la Sabiduría nos lleva a comprender desde nuestro interior, desde nuestro Ser y nos incita a buscar la verdad, a investigar  en todos los campos; no tenemos miedo de otras verdades o diferencias, sabemos que todo nos lleva a la UNIDAD, "La Verdad sigue siendo la Verdad con independencia de lo crean aquellos que nos rodean". La Sabiduría  nos lleva siempre a buscar y a encontrar soluciones. 

Si conseguimos respetarnos y comprometernos con nosotros mismos llegaremos a respetar a los demás, así con disciplina y esfuerzo avanzaremos por este camino infinito que es la Vida y hacia el conocimiento de nosotros mismos. No solo es necesario leer y aprender, también es necesario que nuestro comportamiento sea el correcto, las palabras sin sabiduría son huecas.

El planeta es nuestra casa y todos nosotros formamos una UNIDAD llamada HUMANIDAD, muchos buscamos el equilibrio aunque dicho equilibrio sea inestable y al menor golpe nos tambaleamos, para tener equilibrio hay que centrarse, saber hacia dónde vamos y cómo vamos, necesitamos de la acción positiva, del movimiento para avanzar; los seres humanos necesitamos tener las necesidades primarias cubiertas para sentir la alegría, la fuerza y la armonía para poder avanzar como Humanidad, como Unidad. Esta labor de velar por los ciudadanos de todo el planeta le corresponde a los Gobernantes, a los dirigentes de todos los países del mundo sin excepción. Estos señores deben ser consecuentes y coherentes, su responsabilidad es muy grande y si no se sienten capaces de realizar dicha labor deben abandonar su puesto inmediatamente.

Hasta que no aceptemos que nuestra NACIONALIDAD ES LA HUMANA seguirán habiendo muchos conflictos, mucho sufrimiento, mucha venganza, tendremos en muchos países relaciones nucleares a punto de estallar y nuestra caja de Pandora se abrirá en cualquier momento, relegando nuestras sombras al pozo oscuro y frío del sufrimiento, abandono y soledad.

Hay que crear acciones positivas y concretas y eliminar las actitudes de la desigualdad y de la injusticia.