Libro

Libro
Ahimsa es vida

domingo, 3 de julio de 2016

¿DÓNDE ESTOY YO Y MIS DERECHOS?


¡EL TIEMPO SE NOS ECHA ENCIMA, HAY QUE EMPEZAR AHORA MISMO, SI NO QUEREMOS UNA CATÁSTROFE MAYOR EN EL MUNDO!

La Humanidad está sufriendo un cambio profundo, confusión, trastornos, conflictos, todo está cambiando, el clima, la comunicación entre nosotros, los valores humanos, nos bombardean con noticias reales o ficticias... Nos imponen reglas, normas, nos dicen como tenemos que vivir, qué comer, qué creer, si no seguimos los cánones de la moda no estamos dentro de la movida ni estamos bien vistos, la diferencia sigue molestando... somos marionetas articuladas  movidas por el más fuerte y nos llevan hacia donde quieren, bajo el  son del poder político, social, financiero, religioso...

Los seres humanos somos los responsables del caos en el planeta, de las guerras, de las matanzas, del odio... de la segregación, de la división para mejor ganar... y la solución SOLO nos puede llegar a través de la mano de los seres humanos, es decir, NOSOTROS MISMOS. Ha llegado el momento de centrarnos y de tomar consciencia de que somos marionetas, no podemos permitir  perder más el tiempo, el tiempo es lo único que nadie puede poseer y es lo único que no tenemos, todo es efímero y una vez que ha pasado nunca jamás volverá. 

La pregunta es: ¿dónde está la libertad individual, donde están los valores, dónde estoy yo y mis derechos?

Perdemos mucho tiempo en discursos hablados y escritos, en disputas, en ponernos de acuerdo -y casi nunca lo logramos-, todos tiramos hacia nuestro lado, queda bonito la etiqueta de ser un luchador de la paz, pero ¿realmente lo somos?

Nos da miedo "la diferencia", nos da miedo  ver y acercarnos a los pobres, a los indigentes, a los "diferentes", los rehuimos a todos como si tuvieran lepra por miedo al contagio. Preferimos estar en nuestra torre  de marfil, prisioneros en una jaula de oro antes de quitarnos la venda de nuestros ojos para empezar a preguntarnos que es lo que está pasando a nuestro  alrededor y no lo hacemos porque nos da miedo todo lo desconocido y no tenemos ganas de conocer todo aquello que "es diferente" y nos molesta, problemas, conflictos... y sobre todo tenemos miedo a las consecuencias. Es más fácil que otros busquen soluciones y luego ya las apoyaremos o no.






La respuesta está en cada uno de nosotros, individualmente y ahora, como seres humanos tenemos la responsabilidad de hacer algo para que los demás seres humanos puedan vivir en condiciones dignas, de respeto, de justicia, de educación, de sanidad, de higiene... Cada uno puede aportar algo y a los seres humanos creadores de tanta miseria, injusticia, guerras, matanzas deben PARAR -STOP - inmediatamente y llevar la PAZ a todos los lugares del mundo. Tienen la obligación y responsabilidad de dejar de pensar en el poder y en el dinero. La vida es efímera, no nos llevaremos absolutamente nada de este mundo ni siquiera nuestro cuerpo, ¿por qué malgastamos nuestras energías y nuestro dinero en crear guerras y dolor en lugar de crear paz y evolución?

Ha llegado la hora, ha llegado el momento de actuar individualmente por la colectividad, es importante ser conscientes de nuestra vida, de nuestra historia, de nuestras causas y consecuencias,  no podemos seguir viviendo con una venda en nuestros ojos y no querer ver lo que pasa a nuestro alrededor.




El tiempo se nos echa encima, no tenemos más tiempo, hay que reaccionar ya, inmediatamente, no podemos seguir haciendo oídos sordos al sufrimiento humano, no podemos seguir sin querer ver  lo que pasa a nuestro lado. Todos somos responsables de nosotros mismos y de nuestra colectividad,  amigos, familia, colegas, barrio, ciudad, comunidad, nación, países... "el mundo". 

Tenemos que empezar  YA a exigir con determinación que paren las guerras, los responsables deben tomar consciencia de ese dolor y dejar de pensar solo en el dinero y en el poder.

Ellos no están en primera línea ni mandan a sus hijos a las guerras, todos están bien resguardados en sus torres de marfil.

Es hora de que todos juntos luchemos por el mandamiento superior de "JUSTICIA, RESPETO, DIGNIDAD, INTEGRIDAD, IGUALDAD, SOLIDARIDAD" estos valores son necesarios para volar fuera de nuestro nido y ver con alturas de miras y con el sentido común -que debería ser el más común de los sentidos - el escenario que se desarrolla a nuestro alrededor y cada uno de nosotros debemos aportar nuestro pequeño esfuerzo en ayudar a que se acaben YA LAS GUERRAS Y LA INJUSTICIA EN TODOS LOS PAÍSES DEL MUNDO.




Por la noche brillan las estrellas aunque por el día también, pero la luz del sol no nos permite observarlas, no se esconden, siempre están ahí. Levantemos nuestras miradas a la Luz, al Sol para eliminar cualquier sombra. Nuestros deseos de hoy serán nuestras realidades de mañana.














No hay comentarios:

Publicar un comentario