Libro

Libro
Ahimsa es vida

jueves, 14 de enero de 2016

EL CORAZÓN DEL GUERRERO, CIUDADANOS DEL MUNDO

Los señores que trabajan para los Organismos encargados de velar por los derechos humanos, por la paz, por la libertad, por la integridad, por el desarrollo global...; los gobernantes, dirigentes, financieros,  encargados de velar por el bienestar de los ciudadanos y teniendo altas miras por ellos sean del partido que sean; religiosos encargados de velar por las almas de los ciudadanos para que encuentren serenidad sean de la creencia que sean con respeto y justicia; todos estos señores deben ser buenos directores de orquestas para que su música sea armoniosa y bella y todos los que la escuchen se sientan orgullosos de ellos.

Ya sabemos, los ciudadanos del mundo que estamos en unos momentos difíciles, donde la muerte se impone a la vida, donde las líneas del respeto están borradas y el poder humano ha dejado de tener fe en el mundo, donde la paz cede ante la guerra, la justicia ante la injusticia, el amor ante el odio ... etc; pero la ESPERANZA nos brinda a todos los ciudadanos del mundo con su llama, la fuerza para seguir adelante, para luchar en AHIMSA, la no violencia, para encontrar cobijo y alegría en una mirada llena de admiración por la belleza de la vida, por las cosas bonitas y simples, por la gratitud del ciudadano de a pie que nos sonríe solo por sonreír, por la música que  nos eleva el Espíritu, por el arco iris que tiende un puente entre el cielo y la tierra con sus maravillosos colores creando la naturaleza con su belleza...

Sí, los ciudadanos del mundo sabemos que hay personas que se preocupan por nosotros y luchan por nuestros derechos y el derecho de los demás a una vida íntegra, honesta, simple y alegre. Los Derechos Humanos que tal y como sus palabras dicen son derechos que todos los seres poseemos, derecho a la paz, al trabajo, a la protección de los débiles, a la igualdad entre hombres y mujeres y a la igualdad en los colores y creencias, a la solidaridad, a la justicia, a la educación, al desarrollo... 

Todos nosotros, ciudadanos del mundo formamos el corazón del guerrero y luchamos en la paz, con fuerza y determinación, con coraje y alegría porque sabemos que nuestra lucha sin violencia terminará ganando, el AMOR hará retroceder al odio, la PAZ hará retroceder a las guerras, la JUSTICIA hará retroceder a la injusticia, y encontraremos la fe en el mundo de nuevo, la LIBERTAD hará retroceder a la esclavitud, el BIEN hará retroceder al mal. Nosotros ciudadanos del mundo buscamos acuerdos reales, factibles, realizables, solidarios, justos. Luchamos por la esencia de las culturas, por las diferencias entre los seres humanos, razas, creencias.

Nosotros, ciudadanos del mundo, nos merecemos respeto, paz y libertad, nos merecemos una vida serena y digna, que nuestros hijos puedan jugar tranquilamente sin tener miedo a bombas o a balas perdidas, nos merecemos un lugar apropiado donde vivir, un planeta saludable para que todos podamos disfrutar y podamos realizar nuestros sueños, para que todos podamos avanzar a nuestro ritmo.

Todos nosotros, ciudadanos del mundo, hablamos de la paz y de la justicia porque sabemos que sin paz ni libertad no puede haber progreso, no puede haber convivencia, no puede haber educación, los campos son estériles todo es muerte a nuestro alrededor. Este es el punto más importante para que los Organismos que defienden los Derechos Humanos paren inmediatamente esas guerras, esas matanzas, no permitan que los gobernantes se sienten en tronos vitalicios hechos con la sangre vertida de muchos inocentes, no permitan la desigualdad tanto entre hombres y mujeres,  entre humanos de diferentes tonos de piel, no permitan que algunos dirigentes sigan rompiendo el equilibrio del planeta y causen tanta miseria, no permitan que los niños y niñas se queden sin educación, no permitan que se sigan construyendo armas para aniquilar a la humanidad. Ellos saben que sin PAZ ni LIBERTAD no hay DERECHOS HUMANOS  ni se puede vivir dignamente con respeto y serenidad.

Ciudadanos del mundo, nosotros tenemos el derecho de RESPIRAR LA LIBERTAD Y LA PAZ.

El corazón del guerreo canta al son de su tambor
la llamada de las águilas, de la libertad y la paz
la llamada de los árboles y montañas,
la llamada de la noche y del día
la llamada del sol, de la luna y de las estrellas,
la llamada de la naturaleza.

El corazón del guerrero canta al son de su tambor
a su alma que llora por los que sufrieron y se fueron,
a los que sin saber porqué dejaron todo y se marcharon
y su alma se desgarra por el dolor.

El corazón del guerrero canta al son de su tambor
a su  alma que sonríe por la gratitud de la belleza 
y por la alegría de ver un nuevo amanecer.

El corazón del guerrero canta al son de su tambor 
a los ciudadanos del mundo, a todos nosotros 
para que realicemos nuestro sueño de paz y libertad
en  la Madre Tierra y plantemos su bandera multicolor 
de todos los ciudadanos del mundo.

El corazón del guerrero canta al son de su tambor.











No hay comentarios:

Publicar un comentario