Libro

Libro
Ahimsa es vida

miércoles, 28 de octubre de 2015

PAZ Y LIBERTAD

 Paz y Libertad son dos grandes y maravillosas palabras que a lo largo de la historia y hasta la actualidad, han perdido gran parte de su valor.

Si echamos una ojeada al mundo, vemos solo desorden, confusión, sufrimiento, hay un caos humano de tal dimensión que no sabemos como afrontarlo para solucionarlo.

Si miramos el problema de los inmigrantes es escalofriante, cientos de miles de personas  han tenido que dejar sus casas, trabajos, familias, tierras, países, costumbres...para huir de ese infierno y poder encontrar, tal vez, algo mejor, aunque la realidad es otra muy distinta a la que soñaron.

Si miramos a África es estremecedor lo que sucede en ese gran continente, tantísima miseria, tantas guerras, luchas, reyertas, pugnas...las personas se mueren de hambre  e indigencia en medio de tanta desolación,  es inhumano.
Si miramos a Asia, guerras de religión, de poder, de esclavitud...
Si miramos a América guerras por dinero, poder, corrupción, narcotraficantes...

En todos los lugares donde habita el ser humano tenemos el mismo denominador común, sufrimiento, desolación,  caos, crisis humanitarias, pobreza y miseria. La mezquindad humana es tan grande y terrible que a veces siento vergüenza de pertenecer a la raza humana.

Seguramente algunas personas se preguntarán quienes son los responsables, pues los responsables somos todos nosotros, no podemos echar la culpa a nadie que no sea nosotros mismos. Todo este  desastre ecológico, humanitario, económico lo hemos creado nosotros, terrible pero verdad.

No puedo comprender que satisfacción pueden tener los gobernantes, políticos, financieros, religiosos que tienen el poder en sus manos, de crear tanto sufrimiento, ¿no serán conscientes de que cuando se mueran no se llevaran nada de este planeta, ni siquiera su cuerpo?

La Paz y la Libertad pertenecen a todos los hombres y mujeres que habitan el planeta sin discriminación y todos tenemos derechos a vivir con dignidad, honorabilidad y decencia.  Hay muchos individuos que se toman el derecho de los demás como suyos propios y esto es inaceptable.

Todos los seres humanos tenemos derecho a una vida digna y ningún otro ser humano debería arrebatarla. Soy consciente de que muchos individuos con "poder" en el gobierno, en las instituciones sean cuales sean...,  se creen invencibles y todopoderosos, crean guerras por doquier generando dolor, llanto y penas, desolación y miseria. Millones de personas sufren este dominio de fuerza e intransigencia, pero algún día venceremos  con las palabras  que son más poderosas que las bombas, y dichas palabras como PAZ Y LIBERTAD triunfarán. 
 Todos debemos buscar la claridad en nuestras acciones y evitar la violencia de cualquier tipo de pensamiento, palabras o acción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario