Libro

Libro
Ahimsa es vida

martes, 20 de octubre de 2015



¿POR QUE BANALIZAMOS LA VIDA?

Oímos hablar de la crisis económica, de suicidios, de violencia de género,  de inmigrantes, de guerras, de los miles de muertos en muchos países..., y me doy cuenta de que banalizamos la vida. La vida y la muerte ya no tienen valor.

La vida ha dejado de ser sagrada. La vida ha dejado de importarnos, la menospreciamos, ha dejado de ser importante. Buscamos bienes materiales para sentirnos mejor y así creemos que cuanto más poseemos, mejores somos, nos creemos que somos mas importantes y nos sentimos los dueños del mundo.

Cuando veo en las noticias que algún barco ha recogido en alta mar a inmigrantes que estaban a la deriva en una barcaza, no importa de qué país provengan,  me detento a pensar en la gran hazaña que han hecho para llegar a algún lugar mejor y... siento escalofríos. Ellos han decidido conscientemente ir hacia un destino mejor, muchos se quedan por el camino, otros llegan, no exactamente a ese paraíso que imaginan pero llegan, con ilusión y ganas de luchar para conseguir una vida mejor. Para ellos luchar por su vida y bienestar pasa por aceptar la muerte de ellos mismos o de sus seres queridos en muchos casos.
Hay otras personas que matan por matar, véase el caso en México, estudiantes, en Guatemala a las mujeres defensoras que las matas, violan o son amenazadas por el hecho de buscar una vida mejor para las mujeres y buscar la libertad e igualdad, no puedo enumerar los demás países ya que todos los países del mundo estarían.

Luego tenemos las guerras de cualquier tipo por algún motivo, sembrando el horror por doquier y comprobamos como los seres humanos pueden llegar a convertirse en monstruos solo por el hecho de sentirme más fuertes, aunque en realidad no es así, solo los débiles empuñan las armas, se tapan la cara y matan por matar, solo para poder  disfrazar su debilidad y su fracaso. 

Los fuertes luchan por algún ideal como los derechos humanos, pero en la actualidad me doy cuenta de que ya nada tiene valor excepto las cosas materiales que podemos comprar con dinero, creemos que cuanto más tenemos mejores somos, craso error. Es un desperdicio vivir una vida tan banal.

La vida es el don más maravilloso que tenemos, es sagrado y único, la vida no la podemos comprar solo la podemos vivir. Todos los seres humanos tenemos el derecho de VIVIR la vida, de buscar nuestro destino en libertad y respeto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario